FANDOM


Bulbgraph Obviamente, este artículo no es mío (no doy más que para traducirlo). Su autor es Robert X. Cringely. De hecho, no tengo ni permiso para hacer esto. La única razón por la que lo hago es porque quiero que todos puedan disfrutar con su columna semanal tanto como yo.

8 de diciembre de 2006

Por razones que poco tienen que ver con el producto en sí mismo, Windows Vista simplemente no puede perder

Por Robert X. Cringely

Por fin, Windows Vista ha llegado. No es más que una sombra de lo que se pretendía que fuera, pero el caso es que ha llegado, y ahora los expertos están hablando largo y tendido sobre si el nuevo sistema operativo de Microsoft tendrá éxito o no. Qué pérdida de tiempo: por supuesto que tendrá éxito, y quienes digan lo contrario simplemente no tienen ni idea de lo que están diciendo.

Microsoft ha tenido sistemas operativos buenos y malos, pero sólo de uno de ellos puede decirse que haya sido un verdadero fracaso: Bob, un sistema operativo con una interfaz de usuario llamada social y cuyo nombre siempre he imaginado que se refería a mí.

El funcionamiento de Bob era un fracaso, una catástrofe para el usuario, pero Microsoft ha capeado temporales parecidos en el pasado. ¿Te acuerdas de DOS 4? El motivo del fracaso de Bob fue su diseño que, siendo generosos, tenía sus defectos. O, como diría mi madre, era una basura. Pero la RAZÓN del fracaso de Bob fue algo muy diferente: el hecho que no se trataba de un sistema operativo estratégico ni para Microsoft ni para los usuarios. Bob no era necesario para nadie y no se obligó a nadie a utilizarlo a la fuerza, algo parecido a lo que les ocurría a mis citas en el pasado, pero bastante más profundo. Prácticamente, Microsoft se aseguró del fracaso de Bob al no crear una situación artificial (como, digamos, el retiro forzoso del sistema operativo anterior a él) que obligase a los usuarios a utilizar Bob tanto si querían como si no.

Microsoft (una empresa que, con el tiempo, aprende de sus errores) no cometerá ese tipo de fallo de nuevo. Y mucho menos con Vista, en el que han invertido 5.000 millones de dólares.

En los próximos meses veremos con nuestros propios ojos y leeremos sobre las quejas que los usuarios tienen sobre la estabilidad de Vista, sobre las inevitables vulnerabilidades que los expertos descubrirán y sobre cómo las aplicaciones no funcionan tan bien como lo hacían en XP. Los clientes empresariales se resistirán mayoritariamente al cambio. Pero, ¿hará cualquiera de estas cosas que Vista fracase? Na.

Aquellos que sigan intentando averiguar si Vista tendrá éxito aún no se han percatado del hecho de que Vista se ha impuesto al mercado y que, con el tiempo, será el único sistema operativo que pueda comprarse a Microsoft. Por supuesto que tendrá éxito. ¿Actualizará la gente sus sistemas actuales? Por supuesto que no. Microsoft siempre diseña sus sistemas operativos para los ordenadores del futuro, no para los ya existentes. Que Vista no funcione bien en los ordenadores actuales es parte del plan, así todos tendremos que comprar uno nuevo. Esta estrategia existe desde hace años y no hay motivos para pensar que no picaremos esta vez. Seguro, un porcentaje de usuarios y empresas actualizará el sistema operativo, pero la mayoría lo hará a través de la compra de ordenadores nuevos.

Si recuerdas la presentación de Windows 95, una de las razones para comprarlo era que el nuevo sistema operativo funcionaba bien en un ordenador 486 a 66 MHz. La verdad era que FUNCIONABA, pero no bien, así que tras probarlo en nuestro viejo equipo, en lugar de comprar otro sistema operativo todos compramos ordenadores nuevos. Y volveremos a hacerlo con Vista.

Los consumidores liderarán el ciclo de adopción de Vista siguiendo una tendencia que empezó con Windows 98, cuando los usuarios fueron golpeados por el doble problema que supone un sistema operativo para el que no había ordenador suficientemente rápido y la nueva cultura de Internet para la que, de repente, no había suficiente capacidad de almacenamiento o de procesamiento. Y allí donde los usuarios domésticos van, en breve les siguen las empresas, porque la gente no tolera durante mucho tiempo sistemas más lentos y con menos características que los que tienen funcionando en la cocina.

Y piensa sobre ello, ¿no es Windows XP la única alternativa a Vista? Los que no se pasen a Vista inmediatamente se quedarán con XP, un sistema operativo en el que Microsoft no va a seguir invirtiendo, con lo que será aún más rentable. Así que, incluso si pierde, Microsoft gana. Como mínimo, si durante 2007 a la gente no le gusta Vista, la mayoría se quedará con Microsoft en lugar de pasarse a Linux o a Mac. Quizá esto cambie en años venideros, pero al menos durante 2007 el imperio de Microsoft estará a salvo y lo saben.

Otra buena noticia para Microsoft es que, por ahora, ha ganado la guerra de las consolas. Aunque, para ser justos, no es que Microsoft haya ganado sino que Sony ha perdido. La escasez de diodos de láser para Blu-ray está limitando la producción de consolas PS3 justo a la vez que Microsoft ha logrado un triunfo al alcanzar el punto muerto en los costes de producción de su xBox 360 gracias al aumento en las ventas. Pero la mayor victoria ha tenido lugar en el corazón de los desarrolladores de juegos, que se apuntan a aquella plataforma con mayor número de unidades desplegadas y, si hablamos de consolas alto rendimiento, se trata de la plataforma de Microsoft.

Que nadie me malinterprete, la consola PS3 de Sony es técnicamente superior a la xBox 360 de Microsoft, pero no LO SUFICIENTE. Para conseguir el apoyo de los desarrolladores de juegos y lograr que pasasen de escribir juegos para entre 12 y 15 millones de xBox 360 a hacerlo para un par de millones de PS3 haría falta que la superase como plataforma de juegos en varios órdenes de magnitud. Sólo un poco mejor no es suficiente así que por lo menos está mano la gana Microsoft.

Y que Microsoft gane significa que HD-DVD también lo hace, lo que deja a Blu-ray como el Betamax de las unidades ópticas HD. Y, como Beta, es probable que Blu-ray encuentre un nicho (mucho menor) en los mercados profesionales que puedan beneficiarse de su mayor capacidad de almacenamiento.

Si Microsoft gana la batalla de las consolas de última generación, ¿quiere decir que Redmond también se hace con la sala de estar para sus contenidos en vídeo? Eso depende, principalmente, de Apple.

Supongamos que sólo estamos dispuestos a tener un determinado número de dispositivos en la sala de estar y que, probablemente, uno de ellos sea una consola. Microsoft ya ha demostrado en más de una ocasión que no quieren colocar un PC completo en dicha habitación, ni siquiera si es capaz de hacer un buen trabajo grabando y almacenando programas de televisión. Podríamos hacerle un hueco a un ordenador en el mueble del equipo de música (¿no es xBox 360, a fin de cuentas, un PC para juegos?), pero hasta Microsoft está perdiendo la fe en el éxito de un ataque frontal del PC a la sala de estar.

Mientras tanto, Apple está intentando introducirse en esta habitación mediante su adaptador inalámbrico de vídeo, iTV. Pero, ¿dónde está este cacharro? Seguro que Apple lo presentará, aunque parece que las navidades de 2006 volverán a estar dedicadas a iPod. Creo que lo veremos en MacWorld, en enero, momento en el que la red 802.11n de Apple estará disponible, de repente, en un amplio abanico de productos Apple.

Apple se centra en la comodidad y 802.11n es la primera norma inalámbrica de suficiente ancho de banda y alcance para liderar una verdadera religión sin cables. Por lo tanto, veremos adaptadores de vídeo similares a iTV, con un decodificador H.264 incorporado, pero también veremos dispositivos similares pensados para enchufar nuestro iPod en casa, posiblemente también con Bluetooth.

Por lo tanto, la sala de estar es una apuesta que depende del éxito de una plataforma de integración (xBox 360 o iTV) y de la lista de servicios disponibles para cada una. Aquí me inclino por Apple, en parte por el aparente estado de gracia de su línea de productos, pero sobre todo porque esta semana Microsoft ha declarado que prevé un millón de reproductores MP3 Zune vendidos para el fin del año fiscal. Tal afirmación no puede estar basada en las cifras de venta iniciales, lo que significa que se trata de la versión mercadotécnica de Microsoft del patapum parriba: si hacemos la predicción, se cumplirá. Probablemente no.

Original: http://www.pbs.org/cringely/pulpit/2006/pulpit_20061208_001308.html

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.