FANDOM


Bulbgraph Obviamente, este artículo no es mío (no doy más que para traducirlo). Su autor es Robert X. Cringely. De hecho, no tengo ni permiso para hacer esto. La única razón por la que lo hago es porque quiero que todos puedan disfrutar con su columna semanal tanto como yo.

22 de septiembre de 2006

La estrategia iTV Apple consiste en meterle esteroides a iChat

Por Robert X. Cringely

Un antiguo amigo mío, editor de revistas, me explicó una vez por qué le gustaba tanto su negocio. "Suscripciones", dijo. "La gente nos paga todo un año antes de que hagamos algo. ¿En que otro negocio puedes conseguir esas condiciones de tus clientes?".

Quédate con ese pensamiento.

Durante las últimas dos semanas hemos estado tratando sobre la estrategia de descarga de vídeos de Apple y los productos relacionados con ella, especialmente lo que Apple llama iTV por el momento y que yo he llamado Video Express desde la primera vez que hablé sobre él hace 18 meses. La presencia de un conector HDMI (High-Definition Multimedia Interface, interfaz multimedia de alta definición) y la ausencia de un conector S-Video hacen evidente que iTV está pensando principalmente para HDTV (High Definition Television, televisión de alta definición). Y eso que nunca se mencionó cuando el director general de Apple, Steve Jobs, presentó el producto. De hecho, el término HDTV nunca fue utilizado a pesar de que Jobs declaró que 2005 había sido "el año de la alta definición".

Apple no está diciendo nada sobre muchos aspectos de este producto y los servicios subyacentes que proporcionará. Es evidente que, tarde o temprano, Apple venderá y alquilará películas en alta definición a través de este dispositivo. Entonces, ¿por qué no lo dicen?

La respuesta es más compleja de lo que podrías imaginar y la mejor forma de contestarla podría ser con otra pregunta: ¿por qué no hay unidades DVD Blu-ray de alta definición en los últimos ordenadores de Apple? Sony ya está vendiendo ordenadores con estas unidades, ¿por qué Apple no? Hace ya tiempo que Apple se comprometió con Blu-ray a expensas de su rival HD-DVD. De hecho, el ordenador Mac más alto de la gama, una máquina con doble núcleo dual pensada para los creadores de contenidos de alta calidad, debería tener una unidad Blu-ray, ¿verdad?

Es lo que uno creería, pero estoy bastante seguro de que no veremos unidades Blu-ray en ningún ordenador de Apple hasta que haya un acuerdo para que las películas de Sony estén a la venta en iTunes. Se trata de un sencillo quid pro quo que no se limita a la ausencia de unidades Blu-ray y que también se manifiesta en la constante aparición y desaparición de las cámaras de Sony de la tiendas de Apple. Las negociaciones no cesan y, a veces, tiene lugar en el mismo mercado.

¿Y qué pasa con el puerto USB que hay en la parte trasera de cada caja iTV? Cuando Jobs presentó el cacharro hace una semana, mencionó su existencia de pasada. ¿Para qué podría ser ese puerto? No para un disco duro externo, eso seguro, ya que el cerebro del sistema está en el Mac o el PC sobre el que se apoya y su enorme disco duro. Apple tampoco permitirá (al principio) que su iTV funcione como un vídeo digital porque podría suponer dar un pisotón a las redes de televisión antes de tiempo. Está claro que el puerto USB está pensado para una cámara iSight, una cámara Web que funcionará con la televisión de alta definición. Es iChat para la abuela.

Éste es el corazón de la emergente estrategia de comunicaciones de Apple. Tuve la tentación de escribir "estrategia de voz sobre IP", pero no hubiese sido correcto. Para Jobs, este poco transitado camino en concreto es la videoconferencia, no la voz. VoIP no es suficientemente grande ni experimental. Si eBay puede dominarlo, Apple no quiere formar parte de ello, y no lo hará. Jobs será mucho más feliz permitiendo que una audiencia mucho más pequeña pueda hablar en grupo utilizando sus televisores de alta definición.

VoIP está sustituyendo un teléfono de 20 dólares con un ordenador de 1.000. Lo que Apple tiene pensado es crear una forma totalmente diferente de experiencia informática, pero esta vez (como tendrá lugar frente a un televisor y no frente a un ordenador) muchos usuarios no serán conscientes de que se trata de una experiencia informática.

Todo esto coincide con Leopard, la siguiente versión de OS X, que será lanzada en enero. iChat, nacido allá en 2003 como un sencillo cliente para conversar en tiempo real que evitase dejar a los Macs totalmente al margen de AOL Instant Messenger (AIM), ha crecido mucho desde entonces. Ahora iChat incluye vídeo H.264 y, cuando llegue Leopard, estará totalmente integrado con los productos de iLife (iPhoto, iCal, iMovie, etcétera) y permitirá usuarios remotos. Así que no sólo serás capaz de ver y hablar con tu abuela, le podrás enseñar tus fotos y vídeos caseros. Y, si la abuela es el ejecutivo de una empresa, también le podrás mostrar una campaña publicitaria.

Desde un punto de vista conceptual, no es complicado pasar estos servicios del PC al televisor, aunque técnicamente es difícil. Una videoconferencia desde un ordenador es un acto extraño, mientras que si se hace frente una pantalla de 65 pulgadas se convierte en algo parecido al teatro, y el teatro ha estado en nuestras venas mucho antes que el teléfono.

Aunque a algunos lectores esto pueda parecerles una diferencia demasiado sutil, lo que Jobs intenta hacer es algo radicalmente distinto que todos sus competidores. Esta estrategia de alta definición, por ejemplo, no nos ata a todos a nuestros escritorios sino a nuestros hogares y oficinas. En un mundo en el que parece que todo va a ser móvil, ésta es una estrategia anti-móvil. Donde Microsoft trata de seguir a sus usuarios a la calle, Apple intenta atraerlos de nuevo a sus hogares para que realicen una actividad esencialmente social de una forma que antes era vista como antisocial. Se trata de utilizar el ordenador pero no hacerlo solo.

Como dice un sabio amigo mío, "el vídeo es compartir" es, lógicamente, una experiencia de grupo que sintoniza perfectamente con la sensibilidad de Jobs.

Piensa en la cantidad de material que Apple podrá vender como resultado: Mac Minis, cajas iTV, cámaras iTV y, tarde o temprano, televisores de alta definición con toda esta tecnología en su interior. Recuerda que la mayoría aún no ha comprado un televisor de alta definición, lo que significa que existe una enorme oportunidad de liderar el mercado. Los televisores alta definición de Apple estarán optimizados para esta experiencia, para lo que sólo es necesario que incluyan una cámara iSight.

Tampoco olvides la omnipresente suscripción a .Mac. Por 99 dólares al año, .Mac es una parte cara aunque indispensable si se quiere disfrutar de toda la experiencia Mac, y sin que Apple tenga que proporcionar realmente ancho de banda porque iChat se basa en el protocolo de inicio de sesión (SIP, Session Initiation Protocol). Aquí tenemos la cosa esa de las subscripciones y Apple se beneficiará de ella: los usuarios de .Mac tienen quejas, pero estos nuevos servicios los tranquilizarán hasta que Apple haya hecho algunos miles de millones de dólares más.

La razón por la que Apple encuentra especialmente satisfactorio este plan es que a su mayor competidor (Microsoft) le resulta literalmente imposible responder a él. El nivel de sofisticación técnica e integración de aplicaciones necesario para realizar esta tarea estará fuera del alcance de Microsoft durante un periodo de uno a cinco años a partir de este momento. Mientras que Windows Vista lleva al escritorio del PC algunas de las características que el sistema operativo de Apple hace tiempo que proporciona, Leopard de Apple irá más allá de la propia metáfora del escritorio y nos dará el maldito TELETRANSPORTE.

El pionero de la realidad virtual Jaron Lanier me dijo una vez "puedes tener suficiente dinero, puedes tener suficiente poder, pero lo que nunca podrás tener es suficiente EXPERIENCIA". Jobs entiende esto mejor que nadie y con las piezas que está juntando nos quiere proporcionar una experiencia y permitir que la compartamos a lo grande con otras personas.

Vamos a ampliar esta visión un poco más (francamente, más de lo que a Apple le gustaría que lo hiciésemos porque está en plena negociación con la mayoría de los estudios cinematográficos del mundo). ¿Qué ocurre si utilizo mi combinación de Mac mini/iTV/iSight/HDTV para invitar a mi abuela a visitarnos virtualmente y decide que quiere escuchar alguno de mis discos de Benny Goodman, y después nos sentamos todos con los niños y vemos a Elizabeth Taylor en Fuego de juventud? ¿Supondría alguna de estas acciones una violación de los derechos de propiedad? Yo creo que no.

Pero, ¿qué ocurre si una docena o 100 personas se sientan juntas para hacer lo mismo? ¿Supondría ESO una violación de los derechos de propiedad? Sigo pensando que no porque se trataría de mi viéndote ver una película (el mismo pretexto que permite que los personajes de las nuevas películas estén viendo viejas películas en la televisión sin que la productora tenga que pagar a sus autores por los derechos). Pero alguien se va a sentir engañado, eso seguro. Espero que no sea mi abuela.

Original: http://www.pbs.org/cringely/pulpit/pulpit20060922.html

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.